Aguante la ficción


Y un día la ciber revolución dejo de ser. No hubo mas debates, ni actividades, ni compromiso ni ideales. ¿La razón? La ComandantA Ramona Porretas, la líder máxima del movimiento más revolucionario de la historia contemporánea un día perdió su creatividad.
Buscando poner fin a su mal, se anotó en el “Taller de desbloqueo creativo de Leda Giuston” (taller a domicilio).
Como primera actividad disparadora Leda propuso: “Taller de escritura”. Así, los cuarteles del E.R.R.P, los mismos que acunaron interesantes debates de activistas e intelectuales, atentados, pegatinas y otras yerbas, se convirtieron en un taller literario. El tema “Yo sensible” y Ramona con más voluntad que estilo escribió:

Mi tortuga Manuelita
Era callejera por derecho propio;
su filosofía de la libertad
fue ganar la suya, sin atar a otros
y sobre los otros no pasar jamás.
Aunque fue de todos, nunca tuvo dueño
que condicionara su razón de ser.
Libre como el viento era nuestra tortuga,
nuestra y de la calle que la vio nacer.
Era una callejera con el sol a cuestas,
fiel a su destino y a su parecer;
sin tener horario para hacer la siesta
solo rendía cuentas al E.R.R.P. (…)

Luego de la lectura de su opera prima, Leda propuso a Ramona “Proba con otra cosa”. Invadida por un nuevo espíritu de creatividad, la comandanta puso manos a la obra y abrió un blog de arte titulado “Arte argento”. Entre excusas y defensivas, Ramona expresó: “Total si la Garza Sosa debuta en el cine, apuesta por el teatro y escribe un blog…”
A pesar de todo:
HASTA EL TRIUNFO ETERNAMENTE!

2 comentarios:

Miñú dijo...

ganar su libertad sin atar a otros... bien por al tortuga revolucionaria!

( kani )

Ramona Porretas dijo...

Y pensar que el real protagonista era un perro, que tiene una estatua en su ciudad natal y todo.
Abrazo Kuni

Related Posts with Thumbnails